Lo que aún no sabes sobre el pilates

El pilates es el nuevo running. Rara avis todo aquél que no haya probado nunca.

Esta disciplina llego a nuestras vidas justo en el preciso momento en que empezaban a ser excesivamente sedentarias para ofrecernos un ejercicio moderado adecuado para cualquiera y que además de mejorar infinitamente a nivel postural nos promete un endurecimiento del tronco.

Repasamos lo que ya sabemos, que fortalece el core.

Efectivamente, la idea principal es que durante los movimientos nos concentremos en utilizar y mover los músculos del tronco. Toda la atención debe centrarse en controlar el cuerpo y fortalecer esa zona para así mejorar la postura y aliviar muchos de los dolores de espalda que nos atormentan habitualmente. Los músculos del core son el soporte central del cuerpo y al trabajar sincronizadamente también se previenen lesiones. El pilates es extremadamente efectivo: uno de los medios más completos y eficaces a la hora de trabajar la estabilidad del núcleo, la fuerza e incluso el equilibrio.

Flexibilidad

En una sesión de pilates se realizan movimientos que fortalecen cada músculo por grande o pequeño que sea de manera muy controlada. Es secreto está en desarrollar la musculatura uniformemente evitando crear desequilibrios entre grupos opuestos y sin olvidarse de aquellos músculos más pequeños que en otras disciplinas pasan desapercibidos y se les presta poca o nada atención. Mientras el yoga se centra en la flexibilidad en base a estiramientos, el pilates apuesta por crear las condiciones necesarias en tu cuerpo para permitir esa flexibilidad en base a la fuerza.

Relajación

Practicar pilates es equivalente a fortalecer la conexión entre cuerpo y tu mente mediante la respiración. La atención plena o como se le ha llamado en los últimos tiempos, el mindfullnes, y el bienestar mental se ven potenciados gracias a este deporte. De alguna manera, se podría decir que el pilates facilita la coordinación entre cuerpo y espíritu. La disciplina nos obliga a concentrarnos en nuestro interior en la duración completa del entrenamiento. La atención se centra en el detalle en cada movimiento, la forma y la ejecución son primordiales, no hay espacio para más en tu cabeza en ese, tu momento.

Estiliza

Ya de por sí, el pilates mejora la postura corporal lo cual nos favorece a todos pero es que, además como consecuencia del fortalecimiento de la musculatura tenemos que ésta consume más calorías mientras trabaja y por tanto nos ayudará a controlar nuestro peso. Es eficaz para todo aquel que quiera reducir algún centímetro en general. También es muy efectivo para mejorar el tono en tronco, brazos y piernas.

Beneficios de My Pilates

Pilates es u método de trabajo creado por Joseph H. Pilates basado en cinco principios que todas las escuelas respetan, aunque cada instructor le da su toque personal. Pero, ¿qué beneficios nos brinda una sesión de Pilates?

El primero, y creo que más importante, sería el beneficio de tomar consciencia de nuestro propio cuerpo, ya que de éste derivan todos los demás. Saber disociar los movimientos, activando las partes del cuerpo correspondientes es de máxima importancia para tener un buen control corporal.

El trabajo del core o Powerhouse, como es conocido por los pilateros, es brutal, ya que se encuentra activo en todo momento. No hablo sólo del recto abdominal y zona lumbar, sino de los músculos que a nivel interno forman parte de la sección media, como los multífidos o el transverso.

Si trabajamos con el método Pilates, esto redundará en una mayor corrección postural. Durante la práctica de Pilates, antes de comenzar cada ejercicio debemos adoptar una postura correcta (estabilizar la cintura escapular y la zona pélvica entre otros), algo que fácilmente transferiremos a nuestra vida diaria y que nos dará una mayor calidad de vida.

El control de la respiración, muy importante durante el trabajo con Pilates, ya que es la que marca el ritmo de los ejercicios y su dificultad, nos beneficiará en la práctica de otros deportes. Una respiración controlada nos hará más eficientes en el trabajo cardiovascular.

Por último, el trabajo del suelo pélvico en Pilates también nos ofrecerá beneficios a nivel de nuestra vida sexual. En el caso de los hombres, puede llegar a aliviar los problemas de disfunción eréctil, y en el de las mujeres el control de la musculatura pélvica nos ayuda a disfrutar de relaciones sexuales de mayor calidad.