7 motivos por los que el boxeo es un gran ejercicio

Te has apuntado al gimnasio. Buscas ejercitarte, mejorar tu físico y perder peso. ¿Has pensado en aprender boxeo? Más allá del propio deporte, boxear es una actividad física completa, intensa y divertida que puede ser justo lo que necesitas para entrenar con más ganas y efectividad. Hoy te explicamos siete motivos por los que apuntarte a boxeo es una gran idea.

Ayuda a perder peso

Hay pocas actividades que quemen tantas calorías como el boxeo, y a la vez sean tan divertidas. Una hora entrenando puede ayudarte a quemar entre 500 y 1000 calorías. Si buscas quemar grasas, no lo dudes: ¡el boxeo es un gran aliado que no puedes obviar!

Ayuda a reducir el estrés

Como bien sabes, acudir al gimnasio es una manera estupenda de aliviar el estrés y generar endorfinas, que te ayudan a sentirte mejor y tener un mejor humor. En el caso del boxeo, es aún más cierto: la propia rutina del entrenamiento, en la que se alternar periodos de mucha intensidad con otros más relajados. Además, tiene una cualidad catárquica que pronto descubrirás: a veces, golpear un saco es justo lo que necesitas para tener un mejor día.

Fortalece el sistema cardio-pulmonar

¿Quieres someterte a una buena sesión de cardio? Pocas actividades mejores que el boxeo en un gimnasio. Vas a someter a tus pulmones y corazón a un trabajo intenso y constante durante todo el tiempo, golpeando el saco cientos de veces y activando tanto el tren superior como el inferior. Poco a poco notarás como tu resistencia va en aumento y los músculos de tu corazón se fortalecen.

Mejora la forma de tus brazos y piernas

Por el tipo de trabajo que se realiza durante el boxeo, tus piernas y brazos van a ser las zonas que realicen un trabajo mayor. Si tienes flacidez en los brazos, o quieres dar forma y fortalecer tus piernas, te vas a sorprender: en unas semanas comenzarás a notas los frutos de este tipo de entrenamiento.

Mejora tu equilibro y coordinación

Tras un tiempo entrenando boxeo en tu gimnasio, descubrirás que tu coordinación motora mejora. Entrenar boxeo mejora tus reflejos y tus tiempos de reacción, y mejora toda tu coordinación general. Es especialmente interesante para combatir los efectos de la edad y el envejecimiento. Cuando te dedicas a entrenar con la pera de boxeo, o entrenas con un compañero, aprendes a reaccionar a tu objetivo con velocidad y golpear mientras cambias de posición. Con el tiempo comprobarás la enorme mejora que supone.

Mejora la composición de tu cuerpo

Está claro que para mucha gente, el bajar peso es uno de los objetivos perseguidos en el gimnasio. Pero si lo que buscas es mejorar tu volumen muscular y sustituir la grasa por músculo, es también un ejercicio ideal. El boxeo combina movimientos que aumentan tu fuerza con el tipo de ejercicio ideal para quemar calorías del cardio. Combínalo con una buena dieta y comenzarás a ver mejoras sustanciales en la forma de tu cuerpo y un aumento en tu masa muscular, mientras la cantidad de grasa en tu cuerpo disminuye rápidamente.

Ayuda a mejorar tu carácter

Cuando boxeas, no solo sueltas tensión y liberas estrés: además actúa como un refuerzo positivo que te anima a no rendirte. Si comienzas a practicar con un compañero, pronto encontrarás que tu actitud es la de mejorar, aprender más y no rendirte. ¡No hay otra manera de boxear mejor! Por lo tanto, aprenderás a aplicar estos principios también en tu vida.

CICLISMO FUERA DEL GIMNASIO: QUÉ DISCIPLINA PRACTICAR

El ciclismo es un deporte popular en auge. Quizá no esté a la altura de la fiebre que ha contagiado el running en los últimos años, pero sí que cada vez más gente complementa su entrenamiento en el gimnasio con esta disciplina tradicionalmente aeróbica.

Nosotros podemos certificar que montar en bici puede ser un gran añadido al fitness, en función, como siempre, de nuestros objetivos. Esta aplicación se extiende desde un posible uso como medio de transporte, hasta usar la bicicleta para planificar duras sesiones en el exterior que podrían, por ejemplo, ayudarnos a tonificar.

Saber para qué vamos a usar la bici es imprescindible a la hora de elegir bici. Por eso, hoy vamos a repasar algunas claves para aquellos que estén pensando en comprarse una. La primera pregunta que deben responder ya la hemos hecho.

¿Cuál va a ser el uso? ¿Queréis planificar entrenamientos de series o preferís darle un uso más aeróbico? ¿La utilizaréis para tiradas largas o solas para ir al gimnasio? Obviamente, si vais a darle un uso urbano, la elección debe ser una bici urbana. Podéis encontrarlas al mismo precio que las moutain bike (MTB) y os facilitará bastante más la vida en ciudad comparada con estas últimas.

Y si hablamos de las MTB, aunque no lo creáis, son el complemento de intensidad de cardio perfecto. Claro está, hablamos de un uso fuera de las carreteras, por caminos. El ciclismo de montaña es un ciclismo de cambios de ritmo, en el que la fuerza además juega un papel fundamental. Es ideal para reforzar varias facetas al mismo tiempo.

Es importante destacar esto, porque dentro de esas últimas tendencias muchos pueden caer en el error de adquirir una bicicleta de carretera por creer que este tipo de ciclismo les conviene más. El problema para ellos será saber programar las sesiones de forma correcta, pues no es ningún secreto que la carretera seduce al ciclista para extender las tiradas a ritmos más llevaderos. Es decir, si lo que buscamos es aumentar volumen, flaco favor nos haremos saliendo a rodar con una bicicleta de carretera durante horas, pese a que puede parecer “más pro(fesional)”. Además, el precio de estas bicicletas es más elevado.