TRABAJA LA ESPALDA CON ESTOS EJERCICIOS PARA DORSAL Y ESPALDA MEDIA

Como ya hemos contado en otras ocasiones, el trabajo tanto de los músculos de la espalda como de los abdominales, constituye una base esencial para el desarrollo del resto de grupos musculares de nuestro cuerpo. Esto quiere decir que el nivel de fortalecimiento que consigamos con estas zonas influirá en nuestras futuras capacidades y habilidades, de modo que podamos realizar ejercicios más complejos o que requieran un nivel previo superior.

Por eso, hoy os mostraremos algunos ejercicios sencillos de pesas para la espalda que contribuirán a lograr lo que comentamos: fortalecer esa zona del cuerpo. Antes de nada, conviene señalar que no podemos entender la espalda como una sola área que entrenar “en bloque”, sino que su complejidad muscular hace que debamos centrarnos en diferentes y conocidas sub-zonas para afrontar el entrenamiento. Para hoy, nos centraremos en la espalda media y dorsal inferior. Claro está, que en caso de cualquier duda o que aparezca una molestia, debemos consultar con los especialistas que el gimnasio pone a nuestra disposición.

  1. Jalón con polea con agarre abierto invertido. Nos sentamos en la máquina y situamos ambas rodillas bajo los rodillos de aguante. Cogemos la barra con las manos en supinación con una separación entre manos a la anchura de los hombros. Tiramos de la polea hacia el pecho y aguantamos ahí un instante, volvemos a la posición inicial.
  1. Remo con barra y agarre invertido: Con la barra cogidas en supinación, nos colocamos con los pies separados a la anchura de los hombros y el tronco curvado en un ángulo cercano a los 120 grados. Traemos la barra hacia el abdomen y aguantamos unos segundos para regresar al punto inicial.
  1. Peso muerto: Nos ponemos de pie con la barra cogida de una mano en pronación y la otra en supinación, curvamos el cuerpo con las rodillas ligeramente flexionadas y pies juntos hasta quedar la barra a la altura de los tobillos. Levantamos nuestro cuerpo hasta quedar completamente erguidos con los brazos en la posición inicial, aguantamos un instante y regresamos a la posición inicial.

Remo sentado con agarre estrecho: Nos sentamos en la máquina y colocamos los pies en plano en los soportes y las rodillas ligeramente flexionadas. Agarramos el jalón con las dos manos y lo atraemos hacia nosotros a la altura del estómago, lo mantenemos un pequeño instante ahí y volvemos a la posición inicial.