¿Porqué optar por un el entrenamiento personal?

Tener la absoluta certeza de estar ejercitándose de manera adecuada, cumpliendo paulatinamente los objetivos, con rutinas diseñadas específicamente para tu cuerpo y tus circunstancias y obtener consejos cualificados para mejorar tu desempeño, en principio, tendrían que ser motivos suficientes para al menos pensarlo. A continuación desarrollamos los motivos por los que cada vez es más habitual ver entrenadores personales en el gimnasio.

En una palabra, efectividad

No es poco habitual realizar un entreno durante un tiempo para finalmente descubrir que no se están produciendo los resultados esperados. Otras veces descubrimos que no sabemos exactamente qué estamos buscando. El profesional en primer lugar te ayudará a definir tus objetivos. A partir de ahí diseñará un plan de entrenamiento enfocado en la consecución de las metas propuestas en función de tu condición inicial y tu disponibilidad para el ejercicio, sin duda sabrá cómo conducir tus esfuerzos.

La motivación es una de las principales razones para optar por un entrenador personal. No solo porque será la primera persona en animarte a esforzarte y dar tu máximo, sino por la satisfacción que obtendrás al alcanzar los objetivos que hayáis establecido mutuamente en virtud de tu objetivo.

Un entrenador personal además es un profesional que te ayudará a conocerte mejor a ti mismo. El profesional te guiará en la correcta práctica de cada ejercicio y te ayudará a identificar los límites de tu propio cuerpo. Esto es fundamental, en primer lugar, para evitar lesiones pero también para poder trabajar con ellos e incluso superarlos.

Una rutina efectiva sumada a la motivación necesaria y el consejo de un técnico hacen del entrenador personal el profesional idóneo para ayudarte con tus requerimientos concretos ya sea por motivo de una lesión o porque estás preparando una prueba física específica.

Con seguridad además, el profesional te recomendará acerca de la alimentación más adecuada a los resultados que esperas obtener con tu plan de entrenamiento. Sin duda te aconsejará qué alimentos favorecer y cuales evitar para ser coherentes a todos los niveles.

En definitiva, en una sesión de entrenamiento personal dispones de los recursos y el tiempo de un profesional cualificado. Si tuviéramos que elegir solo cuatro bondades, serían las siguientes:

– La supervisión continua evitará que sufras lesiones.

– Ganarás motivación y positivismo disfrutando del deporte.

– Ejercicios y rutinas diseñados en exclusiva para ti y tus circunstancias.

– Atención individualizada obteniendo mejor rendimiento.

Y tú, ¿con cuáles te quedas?

 

¿Qué es el entrenamiento funcional?

Hace algún tiempo ya que se escucha hablar del entrenamiento funcional y que se imparte en nuestro gimnasio. Es una de las tendencias que llegó para instalarse en nuestros entrenamientos pero el término en sí mismo es algo ambiguo. Exactamente, de que trata?

El entrenamiento funcional hace trabajar los músculos de manera similar a como se mueven en nuestro día a día, es decir mediante la imitación de nuestra cotidianidad.

La diferencia fundamental del entrenamiento funcional respecto de otras rutinas es que se trabajan cadenas cinéticas completas con gestos poli-articulares en los que se produce una coordinación completa entre las diferentes articulaciones que se ayudan mutuamente para completar el movimiento. Seguramente, a estas alturas ya habrás visto en tu sala fitness ejercicios como la zancada con cruce de poleas de pectoral, saltos con dominadas o sentadillas con press de hombros. Son este tipo de ejercicios combinados en los que se basa la filosofía del entrenamiento funcional.

Además, una de las características de estos entrenamientos es que se prioriza el uso del peso corporal propio como resistencia al uso de las máquinas tradicionales. De esta manera estamos volviendo a ver movimientos que algunos clasificarían como vintage como son las clásicas flexiones o sentadillas.

Cierto es que, aunque el entrenamiento funcional parece toda una revolución del entrenamiento analítico y pudiera apuntar a su desaparición, en la práctica es todo lo contrario. Al fin y al cabo, una vez que te enganches al funcional, aspirarás a mejorar el esbalón más débil de tu cadena cinética y recurrirás o te recomendarán recurrir a la combinación del entrenamiento funcional con el convencional. Ambas modalidades son complementarias y deben coexistir en los centros de manera que podamos aprovecharnos de los beneficios que nos aporta cada una de ellas.

Por otro lado la industria ha sabido reaccionar con celeridad y ha sacado al mercado multitud de máquinas de movimiento libre con cables y poleas regulables. Este equipamiento se adapta a las necesidades de cada usuario y generalmente son polivalentes y por tanto sirven para el desarrollo de diferentes ejercicios. También se han creado en las salas fitness más punteras espacios reservados para este tipo de entrenamientos como es nuestro caso. Hace meses que nuestros usuarios disfrutan en My Body Fitness de un área específica para el entrenamiento funcional. Además nosotros ofrecemos en nuestro horario de clases colectivas sesiones dirigidas de esta disciplina para que quién le interese pueda iniciarse en ella de la mano de profesionales asegurándose así de realizar los movimientos con corrección y evitando al máximo el riesgo de lesiones.

 

 

Lo que aún no sabes sobre el pilates

El pilates es el nuevo running. Rara avis todo aquél que no haya probado nunca.

Esta disciplina llego a nuestras vidas justo en el preciso momento en que empezaban a ser excesivamente sedentarias para ofrecernos un ejercicio moderado adecuado para cualquiera y que además de mejorar infinitamente a nivel postural nos promete un endurecimiento del tronco.

Repasamos lo que ya sabemos, que fortalece el core.

Efectivamente, la idea principal es que durante los movimientos nos concentremos en utilizar y mover los músculos del tronco. Toda la atención debe centrarse en controlar el cuerpo y fortalecer esa zona para así mejorar la postura y aliviar muchos de los dolores de espalda que nos atormentan habitualmente. Los músculos del core son el soporte central del cuerpo y al trabajar sincronizadamente también se previenen lesiones. El pilates es extremadamente efectivo: uno de los medios más completos y eficaces a la hora de trabajar la estabilidad del núcleo, la fuerza e incluso el equilibrio.

Flexibilidad

En una sesión de pilates se realizan movimientos que fortalecen cada músculo por grande o pequeño que sea de manera muy controlada. Es secreto está en desarrollar la musculatura uniformemente evitando crear desequilibrios entre grupos opuestos y sin olvidarse de aquellos músculos más pequeños que en otras disciplinas pasan desapercibidos y se les presta poca o nada atención. Mientras el yoga se centra en la flexibilidad en base a estiramientos, el pilates apuesta por crear las condiciones necesarias en tu cuerpo para permitir esa flexibilidad en base a la fuerza.

Relajación

Practicar pilates es equivalente a fortalecer la conexión entre cuerpo y tu mente mediante la respiración. La atención plena o como se le ha llamado en los últimos tiempos, el mindfullnes, y el bienestar mental se ven potenciados gracias a este deporte. De alguna manera, se podría decir que el pilates facilita la coordinación entre cuerpo y espíritu. La disciplina nos obliga a concentrarnos en nuestro interior en la duración completa del entrenamiento. La atención se centra en el detalle en cada movimiento, la forma y la ejecución son primordiales, no hay espacio para más en tu cabeza en ese, tu momento.

Estiliza

Ya de por sí, el pilates mejora la postura corporal lo cual nos favorece a todos pero es que, además como consecuencia del fortalecimiento de la musculatura tenemos que ésta consume más calorías mientras trabaja y por tanto nos ayudará a controlar nuestro peso. Es eficaz para todo aquel que quiera reducir algún centímetro en general. También es muy efectivo para mejorar el tono en tronco, brazos y piernas.

El boxeo, parte de tu rutina semanal

No se trata de aspirar a ser boxeadores profesionales ni muchísimo menos pero conviene conozcamos los beneficios que nos puede aportar la práctica del boxeo a nivel amateur y como parte de tu rutina de entrenamiento en el gimnasio.

 

“El boxeo es uno de los deportes más completos.”

Esta es una afirmación muy generalizada, hoy nos disponemos a desgranarla.

 

Efectivamente, el boxeo es una actividad que querrás practicar si realmente anhelas un cuerpo de atleta. No es en vano que haya obtenido tanta popularidad en los últimos años. Incluso alguna que otra celebrity como son Jeniffer López o Adriana Lima ha decidido pasar por el cuadrilátero como parte de su rutina semanal.

 

Al contrario de lo que pudiera parecer de que únicamente se tonifica el tren superior del cuerpo, este deporte activa cada una de las fibras de tu cuerpo. Efectivamente se tonifican brazos, espalda y pecho pero también las piernas, las caderas y la cintura. Al fin y al cabo la efectividad de un gancho depende no solo de la extremidad con la que se golpee sino del juego del cuerpo al completo durante el gesto. Es especialmente importante para progresar en la técnica y sobre todo evitar lesiones, trabajar la coordinación de los pies a la cabeza.

El boxeo es un deporte que requiere de una buena resistencia física puesto que se lleva el cuerpo al límite durante la práctica. Durante una sesión de boxeo se realiza trabaja tanto aeróbico como anaeróbico. Esto lleva consigo la pérdida de peso y la definición y tonificación de la musculatura al completo.

El constante estado de alerta durante el ejercicio, mantiene tus sentidos despiertos y preparados para reaccionar en cualquier momento hacienda que los reflejos sean prácticamente inmediatos.

 

Datos interesantes:

  • en una hora de ejercicio se llegan a quemar entre 800 y 1000kcal
  • tonifica todo el cuerpo
  • genera disciplina
  • activa del sistema cardiovascular y respiratorio
  • trabaja la coordinación, la motilidad, los reflejos y el equilibrio
  • combate el estrés

 

Como cualquier otra actividad física es beneficiosa tanto física como mentalmente. La práctica de esta disciplina aumenta considerablemente la seguridad en uno mismo. En gran medida este deporte practicado con asiduidad se encarga de activar tu mente y mantenerte alerta y rápido de reflejos. Además, la descarga de adrenalina tras una sesión de boxeo y después, eso sí de golpear sacos, costales, peras o manoplas es simplemente liberadora. El estrés queda literalmente en el olvido.

 

¡Ánimo! Solo necesitas motivación y ganas de ponerte a allo.

¿Estás listo para desbancar a Rocky Balboa?

5 maneras en las que el ejercicio beneficia tu mente

El habitual dicho de “men sana in corpore sano” que tenían los griegos como máxima es algo a aplicar en nuestro día a día. Y el primer paso para ello es hacer ejercicio, entrenar y acudir al gimnasio. La regularidad en el entrenamiento no sólo trae beneficios a nuestro cuerpo: el ejercicio físico es muy positivo la mente, el carácter y la personalidad. No se puede obviar la cantidad de efectos beneficiosos que reportará a nuestras funciones cerebrales. Estos son sólo algunos de los puntos básicos que nos reporta, cosa que todos los que acuden a My Body Fitness conocen.

Aumenta tu confianza ya autoestima

Nada como verte mejor y más atractivo para hacerte sentir contigo mismo. Y el tener la disciplina de adaptarte a tus rutinas aumenta tu confianza y autoestima. Nada más indicado que comenzar a ir al gim para sentirte mejor y reforzar tu propia imagen, y evitar muchos problemas que trae la falta de autoestima.

Reduce el stress

El stress es inevitable en nuestra vida diaria. Podemos acumularlo de muchas y diferentes maneras: un día malo en el trabajo, una discusión en casa, un proyecto que no sale bien…. Y el ejercicio es la mejor manera de combatirlo. La actividad física genera grandes niveles de norepinephrina, una sustancia química que regula como responde tu cerebro al stress y te hace afrontarlo todo de manera más positiva.

Combate la ansiedad

Está demostrado: combatir la ansiedad con ejercicio funciona. Es uno de los primeros consejos que reciben aquellos con algún tipo de problema de ansiedad, ya que las endorfinas liberadas cuando entrenas te calman y hacen sentir mejor. Nada mejor que una buena sesión de cinta o elíptica cuando notes que comienzas a sentirte ansioso.

Mejora tu memoria

Los procesos mentales que se utilizan para aprender cosas nuevas son los mismos tanto a la hora de estudiar algo como de aprender rutinas nuevas y recordar tus ejercicios. Además, aprender a mantenerte enfocado en el gimnasio te ayuda también a estar centrado en un tema fuera de él.

Tener una mentalidad más positiva

Todo esto redunda en un cambio de actitud general. Cuando tienes más confianza y autoestimas, regulas tu ansiedad y tu stress, te sientes mejor y proyectas una imagen de persona positiva y con una buena mentalidad. Y hasta puedes animar a amigos a que se unan a tus actividades deportivas: un partido después del trabajo, un nuevo compañero en crossfit… cuantos más seamos, más nos divertiremos.

EN QUÉ NOS BENEFICIA EL BODY BALANCE

Body Balance, o “equilibrio corporal” si traducimos el término de forma literal, es una práctica deportiva profundamente arraigada en el fitness y en el gimnasio. Puede que no lo hayáis probado todavía, en ese caso, permitid que os aclaremos de forma sucinta en qué os podría beneficiar.

Quizá una de sus ventajas más relevantes es que casi cualquiera puede acceder a esta actividad sin que sea necesaria una preparación de base excesiva. El Body Balance puede convertirse en un aliado muy recomendable para fomentar la tonificación muscular en sala. Podemos resumir sus beneficios en cinco puntos:

Para empezar, la actividad nos ayudará a mejorar nuestra postura corporal, y esto tendrá un impacto directo sobre nuestras actividades diarias, de modo que nos ahorraremos molestias que ocasionalmente pueden aparecer por este motivo  y, sobre todo, vamos a evitar futuras lesiones.

Relacionado con esto, hay que decir que nuestra flexibilidad se verá acentuada. Junto al trabajo con la elasticidad muscular, no debemos subestimar la capacidad de progreso que podemos conseguir potenciándola, hasta en combinación con las prácticas más aeróbicas.

Como ya hemos dicho, practicando Body Balance vamos a ser capaces de tonificar todo nuestro cuerpo, y especialmente (como puede ocurrir con el Pilates) los músculos de la espalda y los abdominales. Depende, claro está, en lo que se centren las sesiones, ya que otros grupos musculares también podrían verse muy beneficiados con la práctica.

Otra asignatura en la que obtendremos una buena nota, gran parte como consecuencia de lo que acabamos de señalar, es en la del equilibrio, ya que estaremos trabajando sobre nuestro core o núcleo central con posiciones específicas.

Alrededor de la relajación, la concentración y el debido conocimiento de nuestro propio cuerpo se concentra la última pata de los beneficios del Body Balance, algo que también debemos apreciar porque, de nuevo, puede complementarse con la práctica de otras disciplinas, ayudándonos a ser mejores deportistas.

Tenemos que tener en cuenta, eso sí, las recomendaciones de los monitores y especialistas, en función de nuestras necesidades, antes de comenzar con una actividad de Body Balance, comunicando a esto la existencia de cualquier molestia o dolor, y sobre todo, si tenemos problemas previos de espalda.

Dicho esto, os aconsejamos que no os lo penséis dos veces y, si no os habéis iniciado, no dejéis pasar la oportunidad de probar el Body Balance.

LA CASEÍNA PUEDE AYUDARTE A SER MÁS EFICIENTE: AQUÍ TIENES CINCO MOTIVOS

Es importante no descuidar los aspectos nutricionales a la hora de planificar nuestros objetivos, atendiendo a menudo a un dilema que no puede atosigarnos hasta que comprobamos que los resultados deseados llegan: ¿cómo optimizamos los esfuerzos a través  de la alimentación?

En ese sentido, debemos prestar atención para asegurarnos en todo momento que ingerimos una cantidad de proteínas idónea para conseguir la meta propuesta. Posiblemente sepas cuál es tu combinación ideal, pero lo que quizá desconozcas son los beneficios de una proteína en concreto, la caseína. A continuación, te ofrecemos algunos de los motivos por los que podrías incluirla en tu dieta.

  1. Una de las principales características de la caseína es que sus procesos de asimilación son muy lentos. Esta deja sembrado el corriente sanguíneo de aminoácidos durante un periodo que puede durar hasta siete u ocho horas. Por tanto, se trata de la proteína más aconsejable para antes de irse a dormir. Sí, es cierto que durmiendo pocos esfuerzos acometerán nuestros músculos. No obstante, el objetivo de esta toma será paliar la degradación muscular o catabolismo.
  2. Otra de sus ventajas es que contribuye en combinación con otros suplementos a ganar masa muscular libre de grasas de una forma eficiente y rápida a lo que lo hacen otros suplementos. Esto lo demuestran algunos estudios como el llevado a cabo por la Universidad de Baylor en Texas.
  3. Directamente asociado a la creación de musculatura se encuentra también otro beneficio, en la de la contribución a no ganar peso de más. Recientemente se ha demostrado que aumentando la toma de caseína es posible hacer lo propio con el índice metabólico durante el sueño y mejorar la forma en la que el organismo gestiona las grasas, saciando además nuestro apetito.
  4. Otro ensayo conducido en el Hospital Brigham de Boston en Massachusetts demostró hace años que la caseína duplica los efectos de la proteína de suero en pectorales, piernas y hombros. Los investigadores achacaron estos resultados a las propiedades anticatabolizantes de la caseína.
  5. Como última ventaja, os mostraremos otra que no tiene tanto que ver tanto con nuestros resultados en el gimnasio, como con nuestra salud… dental. Y es que la caseína tiene la capacidad de liberar iones de calcio y fosfatos en el medio bucal que promueven la remineralización, ayudando, en otras palabras, a prevenir caries y elevadas facturas en las visitas al dentista.

Beneficios de My Combat

Si te gustan las clases coreografiadas, te van los retos y quieres descargar adrenalina, sin duda te interesarán los beneficios del MyCombat. Música cañera, monitores muy motivados y nuevos movimientos en cada lanzamiento son algunos de los extras que nos proporciona esta disciplina.

Quizás el beneficio más importante que nos aporta el MyCombat sea una gran mejora a nivel cardiovascular: las clases de 45 minutos de duración de movimiento non-stop acondicionan el corazón y aumentan nuestra resistencia frente al esfuerzo.

Los movimientos basados en diferentes técnicas de combate, como Kick Boxing o Muay Thai, nos ayudan a fortalecer nuestros músculos trabajando todos los grandes grupos musculares de nuestro cuerpo. El aumento de fuerza es significativo en las clases de MyCombat.

Estos mismos movimientos exigen una buena coordinación y mayor flexibilidad, cualidades que no siempre se trabajan en las clases colectivas. Los distintos tipos de patadas (frontales, laterales, con salto…) tonifican el tren inferior a la vez que nos hacen más ágiles y funcionales.

Si buscas un entrenamiento quemagrasas, posiblemente una de las mejores opciones sea el MyCombat. El trabajo principal es aeróbico, de modo que una clase de esta disciplina nos ayuda a quemar grasas sin llevarnos por delante el músculo.

El trabajo del core o parte central del cuerpo es muy intenso en una clase deMyCombat. Muchos de los movimientos exigen un buen nivel de equilibrio, que parte siempre de nuestra zona central. Además, la fuerza que imprimimos a los golpes sale siempre de nuestra zona abdominal, resultando un buen entrenamiento para este grupo.

Beneficios de My Cross – Training

El Crossfit es un tipo de entrenamiento que requiere una cierta condición física para comenzar a practicarlo: para conseguirla disponemos en todos los box (así son conocidos los centros de Crossfit) de unas clases para principiantes donde podremos evaluarnos. A partir de ahí, podremos disfrutar de los beneficios que el Crossfit nos ofrece.

El beneficio base que nos aporta el Crossfit es, sin duda alguna, el aumento de fuerza muscular. Muchos de los ejercicios y movimientos propios del Crossfit se realizan con el propio peso corporal, de modo que la ganancia de fuerza será en consonancia con nuestro cuerpo (lo que se conoce como fuerza relativa). Los ejercicios con peso nos ayudarán a ganar fuerza absoluta.

De la mano de la ganancia de fuerza viene también la de potencia muscular. Los ejercicios isométricos como sentadillas en la pared o dominadas manteniendo la posición de la barbilla por encima de la barra, nos ayudan a ganar fuerza; mientras que los pliométricos, como los saltos a diferentes alturas, nos dan la potencia que necesitamos.

En Crossfit generalmente se trabaja en forma de circuito, lo cual es un planteamiento genial para favorecer la pérdida de grasa. Los ejercicios se suceden, ya sea marcándolos por número de repeticiones o por tiempo, con períodos de descanso bastante cortos, haciendo que los Crossfitters no paren quietos ni un segundo.

Paralelamente, y a consecuencia del punto anterior, conseguiremos un muy buen entrenamiento para nuestro corazón. Los beneficios cardiovasculares, sobre todo a nivel de resistencia, son enormes y visibles en poco tiempo.

Uno de los beneficios más importantes del Crossfit es la gran motivación que supone competir contra uno mismo, y el espíritu de equipo que se respira en todos los box. Para mí ese tipo de motivación es fundamental a la hora de entrenar: disfrutar de tu entrenamiento sabiendo que formas parte de una comunidad.

En definitiva, el Crossfit es un muy buen entrenamiento que involucra todo nuestro cuerpo, y en el que se obtienen beneficios sobre todas las capacidades físicas básicas del individuo. Si bien es adaptable a todos los niveles, creo que es mejor partir de una buena condición física para practicarlo.

Beneficios de My Pump

My Pump ha conseguido lo que muchos aficionados y profesionales del fitness pensaban que era imposible: acercar las pesas a la sala de aeróbic y actividades dirigidas. La música pegadiza, las coreografías grupales y el trabajo muscular de todo el cuerpo hacen de MyPump una alternativa perfecta para aquellos que quieren divertirse a la vez que entrenan en una clase colectiva.

MyPump es un sistema de entrenamiento en grupo estandarizado basado en el trabajo con pesas a través de repeticiones negativas, que nos ayudan a ganar fuerza muscular, y superseries, para entrenar el corazón y preagotar al músculo.

En MyPump se realiza un trabajo de fuerza y tonificación de una hora en la que a lo largo de tracks musicales se entrenan los principales grupos musculares, siempre en el mismo orden y con una variación no muy amplia de ejercicios. Es un entrenamiento bastante completo, ya que se trabaja a nivel aeróbico, con muy poco descanso entre ejercicios, se gana fuerza y se modela el cuerpo

Ventajas de Mypump.

  • Trabajo global de todo el cuerpo bien estructurado durante la sesión: se van trabajando distintos grupos musculares a lo largo de toda la hora, respetando los tiempos de descanso entre grupos grandes, y realizando un entrenamiento completo de tipo full body.

  • Trabajo con repeticiones negativas: favorece el aumento de la fuerza muscular. Los tiempos de la parte concéntrica y excéntrica de las repeticiones van cambiando durante los tracks, dando lugar a un entrenamiento variado.

  • Entrenamiento entretenido y divertido, con música actual: en cada entrenamiento suelen incluir temas actuales.

  • Animación por parte de los monitores: los monitores están siempre muy activos, y se encargan de motivarte durante toda la hora.

  • Motivación y competición sana al rodearte de gente: que levante la mano quien no se haya picado con el compañero de entrenamiento porque levanta más peso que tú. Pues imaginaos eso en una clase con 20 personas más…