¿Cuál es el deporte que más me conviene?

Según los objetivos que quieras conseguir con tu entrenamiento y tu propia condición física, será recomendable que optes por un tipo de ejercicio u otro. Lo básico es que elijas el que más se adapta a ti y que además te resulte llevadero y no suponga un gran esfuerzo. Esta es la clave para que obtengas sus frutos y no lo dejes a las pocas semanas. ¡Descubre cuál es el entrenamiento más adecuado para ti!

¿Has decidido que ya es hora de empezar a practicar algún deporte? ¡Enhorabuena! Este primer paso es el más importante, ya que implica querer cambiar de hábitos de vida para sentirse mucho más sano. Todos los médicos y especialistas recomiendan practicar algún deporte, ya que alarga la esperanza de vida unos cinco años. Una vez has tomado esta decisión, lo siguiente que se te pasará por la cabeza es qué deporte practicar. Toma nota.

 Enfermedades y condición física

Esto es lo primero que tienes que tener en cuenta. Si padeces problemas de corazón lo más adecuado para ti sería practicar natación, te ayudará a aumentar tu resistencia cardiovascular. Si estás embarazada no será adecuado que optes por ejercicios de mucha intensidad; puedes andar a un buen ritmo, practicar natación o apuntarte a clases grupales como yoga o pilates. Si tienes algún tipo de problema muscular o en las articulaciones habrá rutinas que deberás evitar para no empeorar tu estado de salud. En todos los casos, recomendamos que si tienes alguna enfermedad, consultes con tu médico y le preguntes qué ejercicio deberías evitar.

Tienes que ser consciente, a la hora de elegir actividad, de tu propia condición física. No elijas un deporte de alta intensidad si no estás acostumbrado a realizar deporte. Puedes optar por hacer ejercicio de cardio mediante máquinas o en actividades como el Zumba, en el que la intensidad es media. Si por el contrario posees un buen fondo físico sí que te puedes plantear otro tipo de ejercicio que requiera una mejor condición.

 ¿Cuáles son tus objetivos?

Este también es uno de los puntos clave, ya que si lo que quieres es adelgazar tendrás que practicar ejercicio cardiovascular: correr, hacer bicicleta, etc. Si lo que pretendes es muscularte, entonces tendrás que centrarte más en un entrenamiento anaeróbico basado en la repetición de ejercicios que involucren el peso. Si en tu caso no necesitas perder peso ni muscularte, sino que solo buscas una forma de mantenerte sano, puedes optar tanto pos actividades en grupo como por una combinación de ejercicio aeróbico y anaeróbico más desarrollada en la propia sala del gimnasio.

 Haz algo que te guste

¿Siempre has visto el tenis por la tele y es lo que te gusta realmente? ¡Anímate a practicarlo? ¿Prefieres el fútbol? ¡Decídete por esta actividad! Lo importante, al fin y al cabo, es que hagas deporte y goces de los beneficios que el ejercicio físico te aporta. Si desarrollas un tipo de actividad con la que disfrutes y que te guste, será mucho más fácil que te acostumbres y adquieras una rutina de ejercicio.

¿Aún no has dado con esa actividad que te guste? No te preocupes, porque existen infinidad de ellas. Seguro que encuentras la que mejor se adapta a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *