Propósitos de año nuevo: apuntarse al gimnasio

Queda muy poquito tiempo para que acabe este año 2016 y, como ya es tradición, probablemente te plantees cuáles serán tus propósitos para el 2017. Uno de los más comunes suele ser el hacer ejercicio. ¡Por fin has decidido que es hora de apuntarse al gimnasio y dejar la vida sedentaria a un lado! Pero ten cuidado: es muy fácil que esta motivación inicial decaiga a las pocas semanas e incluso días y deseches, un año más, tu propósito; por eso debes tener en cuenta los siguientes consejos que te ayudarán a no perder la motivación.

¿Te vas a apuntar al gimnasio a principio de año?. Consejos para no perder la motivación

Quizá el punto más importante para no perder ese ímpetu con el que se comienza un propósito sea encontrar esa actividad que te llene y que te resulte divertida. A la hora de apuntarse al gimnasio, es muy importante dar con aquello que más te guste, porque si realizas una actividad en la que no te sientes a gusto, la acabarás abandonando muy pronto. Nuestro gimnasio cuenta con numerosas actividades, ¡seguro que encuentras la tuya!: combat, pilates, zumba… Estas actividades, al ser colectivas, harán que puedas compartir tu entusiasmo y progresos con otras personas.

Otro de los errores que se suele cometer es la esperanza de ver resultados en un plazo de tiempo muy corto. Debes ser realista: si lo que buscas es perder peso, apuntarse al gimnasio es algo que te ayudará mucho, pero debes acompañarlo de una dieta variada y equilibrada. ¡Año nuevo, hábitos nuevos! Deja atrás la comida muy calórica y verás cómo tus resultados son más visibles.

Si no eres una persona habituada a realizar deporte, no cometas la locura de machacar tu cuerpo por encima de tus posibilidades y lleva un entrenamiento gradual: comienza con ejercicio moderado unos tres días a la semana. Cuando tu cuerpo se haya acostumbrado ya podrás incrementar su intensidad y frecuencia, pero primero debes pasar por un proceso de adaptación, en el que tu cuerpo se acostumbre a la actividad física.

Recuerda que el deporte es una rutina que quizá al principio pueda costar, como cualquier otro hábito nuevo que introducimos en nuestra vida, pero poco a poco lo irás disfrutando más y más. A medida que lo practiques descubrirás beneficios como que mejorá tu humor, sentirás menos estrés y estarás más contento contigo mismo.

¡Haz que por fin se cumpla tu propósito para el nuevo año! Apuntarse al gimnasio puede ser algo divertido y que te sirva como vía de escape en tu día a día; estarás dedicándote un rato solo a ti, alejado de los problemas diarios. ¡Ten en cuenta estos consejos y conseguirás tu objetivo! sin abandonarlo a la mitad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *