Consejos para recuperarte después del ejercicio

Tras realizar una sesión de moderada a intensa de ejercicio, nuestro cuerpo necesita un periodo de recuperación, tanto si hemos realizado un entrenamiento  aeróbico o la anaeróbico. Los músculos deben reparar tejidos y recuperar fuerzas, y esto en ocasiones puede provocar incluso dolor y malestar físico. ¡Por esto a continuación te ofrecemos una serie de consejos muy apropiados para recuperarse después de entrenar!

La recuperación. Cómo recuperarse tras hacer ejercicio

  1. Estira: Como ya sabrás, los estiramientos son básicos, además de para evitar posibles lesiones, para ayudar a que los músculos entren en un estado de relajación justo después de realizar ejercicio.
  2. Bebe líquidos: También se trata de algo básico a la hora de recuperarse después de entrenar, ya que durante tu sesión perderás una gran cantidad de líquidos que tienes que recuperar. Apuesta por agua o por bebidas isotónicas si tu entrenamiento es de alta intensidad.
  3. Come: Tu cuerpo necesita esa “gasolina” que ha agotado durante el entrenamiento. Puedes optar por algo de fruta o por alimentos con proteínas, que ayudarán a la regeneración muscular. No importa que estés a dieta, ya que habrás consumido muchas calorías. ¡Dale combustible a tu cuerpo!
  4. Duerme adecuadamente: Mucha gente prefiere realizar ejercicio por la noche, ya que la liberación de endorfinas les ayuda a dormir mejor. En cualquier caso, para que te cuerpo se recupere adecuadamente, debes otorgarle un buen descanso basado en suficientes horas y en un sueño reparador. ¡Básico para recuperarse después de entrenar!
  5. Baños de contraste: Los baños y las duchas de contraste entre agua fría y caliente, además de ayudar a la circulación, producen un efecto relajante en tus músculos y previene los posibles dolores que puedas tener en ellos. Alternar agua caliente con agua fría ayuda, también, a eliminar las toxinas de tu organismo.
  6. Masajes: No todo el mundo tiene la oportunidad de recibir un masaje al acabar el entrenamiento; esto se suele asociar más a deportistas de alto nivel, pero si tienes ocasión, un masaje podría ayudarte con la eliminación de toxinas, a mejorar tu circulación y a reducir los posibles dolores musculares que puedas tener.
  7. Alterna tipos de entrenamientos: Si sueles realizar cardio, deja un día de por medio en tus entrenamientos para que tus músculos se recuperen y no tengas fatiga muscular. Puedes alternar estos ejercicios con un entrenamiento de tipo anaeróbico basado en pesas; de esta manera estarás ejercitando todo tu cuerpo y dejando descansar eficientemente los músculos que intervienen en cada tipo de ejercicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *