Circuito de cardio en tres máquinas

A menudo se habla de la importancia que es realizar ejercicio de cardio para perder peso y mantenernos en forma. Realizar unas tres o cuatro veces por semana este tipo de entrenamiento a una intensidad media nos ayudará mucho en nuestro plan de pérdida de peso. Pero a veces el entrenamiento en el gimnasio puede resultar algo repetitivo: pasar de 30 a 45  minutos en una misma máquina puede llegar a aburrirnos y esto puede desencadenar en que perdamos la motivación. Por eso te ofrecemos este circuito de cardio en el que irás variando entre tres máquinas distintas.

La primera parte de este circuito de cardio para perder peso lo forma la bicicleta estática. Comienza con 5 minutos a una resistencia baja, en la que te sea muy fácil pedalear; luego realiza 7 minutos con una resistencia algo más fuerte y, finalmente, acaba con dos minutos a una resistencia baja, igual a la del inicio.

Tres máquinas para hacer tu circuito de cardio en solo 45 minutos

En la siguiente parte del circuito deberás hacer bicicleta elíptica también durante 15 minutos. Comienza a una resistencia baja durante tres minutos y luego auméntala. Durante los 3 últimos minutos disminuye la resistencia, tal y como hiciste en la bicicleta estática.

Para finalizar, nos tendremos que trasladar a la cinta de correr, donde permaneceremos otros 15 minutos y finalizará el circuito. Comienza y mantén una inclinación de 2.0 durante los 4 primeros minutos; luego baja la inclinación a 1.0 y trabaja con esta inclinación hasta que acabe el tiempo.

De esta manera estaremos realizando un total de 45 minutos de ejercicio, un tiempo muy aconsejable si lo que buscamos es hacer cardio para perder peso. Si trabajamos la totalidad del tiempo dedicado al ejercicio de cardio en una sola máquina, llegaría un momento en el que los músculos asimilarían el mismo gesto; por tanto, llega un punto en el que avanzar resulta muy difícil e incluso podemos llegar a parar el entrenamiento.

Con este circuito estaremos consiguiendo, además de que el ejercicio no resulte monónoto, trabajar los distintos músculos que intervienen en cada una de las máquinas y dotar al cuerpo de estímulos diferentes. Además, al ir cambiando entre las máquinas, tendrás la sensación de que el tiempo de entrenamiento se pasará más rápido, además de una mayor motivación. Se trata de un pequeño truco con el que engañar al cuerpo para que sienta que estamos variando la actividad y que así la rutina sea más llevadera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *