Consejos prácticos para empezar a correr

Consejos prácticos para empezar a correr

¿Te gusta correr? Si corres de vez en cuando o te gustaría empezar a hacerlo, te animamos a que pruebes con ello. Es uno de los mejores ejercicios para perder peso, en un principio, y tonificar y definir tu cuerpo. Si te interesa comenzar a hacer carrera, tanto al aire libre como entrenando en la elíptica, te podemos dar unos consejos básicos para no cometer errores de principiante.

Empezar a correr consejos prácticos

Adapta tu ritmo

Comienza cada carrera con una velocidad moderada, en la que podrías tener una conversación con un compañero. Si compruebas que te falta el aire, baja un poco el ritmo. Es importante que termines tu recorrido con relativa facilidad, con la sensación de que podrías durar un poco más.

Si estás comenzando a correr, prueba a alternar entre correr y andar durante parte de tu recorrido. Comienza con 20 minutos tres días a la semana. Cada semana posterior, aumenta un poco el periodo de carrera y baja la de paseo, hasta que puedas estar 20-30 minutos sin correr o pasear.

 Acelera

Si quieres aumentar tu velocidad, incorpora cambios brucos a tu rutina. Antes de empezar un entrenamiento para velocidad, comprueba que tu cuerpo se haya acostumbrado a correr mayores distancias.

Una vez  a la semana, prueba a correr al máximo de tu velocidad durante 20 segundos o más. Después, vuelve a bajar a un ritmo en el que podrías mantener una conversación, o anda unos minutos para recuperarte. También puedes probar a añadir cuestas para aumentar tu velocidad: prueba a aumentar tu velocidad cuando subas una cuesta. Combinar estos elementos aumentará tu resistencia y tu velocidad, por no hablar de lo que te ayudará a perder peso corriendo.

 Fortalécete

Correr pone estrés a tus músculos, huesos y articulaciones. Cuando más corres, más lo fortaleces. Pero correr a diario puede incrementar tus posibilidades de sufrir algún tipo de lesión. La clave está en encontrar tu punto óptimo, para que tu cuerpo tenga tiempo de recuperarse y fortalecerse.

Si empiezas a correr, comienza intentando hacerlo tres veces a la semana. Si te sientes cansado, puedes saltarte un día. Es mejor hacer dos carreras al completo y con buen ritmo a forzarte a hacer algo que te pueda causar una lesión. También puedes fortalecer tu cuerpo haciendo otro tipo de ejercicios en el gimnasio.

Recuperarte

Los días de recuperación son necesarios, y tan importantes como como los días de ejercicio. Tienes que dejar que tus músculos se recuperen, lo que hará que estés en mejor forma y seas más rápido. Correr con las piernas cansadas puede agotarte y empeorar los resultados en su próxima carrera. Dejar que descanses, minimiza los riesgos de lesiones, es necesario el descanso para ser un mejor de corredor.

Aumenta tu tiempo e intensidad

Cuando vayas consiguiendo más resistencia, tienes que seguir intentado mejorar tu marca para que tu carrera sea mejor. Comienza a pasar más tiempo corriendo y baja los descansos. También puedes aumentar la distancia para estar más tiempo haciendo ejercicio y aumentar tu capacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *