7 alimentos ideales para después de tu entrenamiento

Entrenar en el gimnasio es solo parte del proceso para conseguir un cuerpo mejor. La alimentación forma parte imprescindible del proceso. Y si estas comenzando a esforzarte cada vez más, necesitas recuperarte correctamente.  Hay alimentos que quizá no sabías que te pueden ayudar mucho tras una buena sesión de entrenamiento.

Alimentos que deberías tomar después de un entrenamiento

Huevos

Una excelente fuente de proteínas. Tiene un aporte calórico bajo y te ayudará a construir más células musculares. ¡No te dejes la yema! La mitad de estas proteínas están ahí. Además, contiene aminoácidos, que harán que te recuperes más rápidamente, reduciendo el daño muscular en tu cuerpo.

Puedes comerlos de cualquier manera: no hay evidencias científicas de que los huevos crudos tengan más nutrientes que cocinados.

Batata

Una gran fuente de carbohidratos y otros nutrientes. Si quieres hacer ejercicios intensos, necesitas tener reservas de energías. La batata es una de las fuentes de carbohidratos más sanas, que repondrán tu reserva de glucógenos, te sacian gracias a su alto contenido en fibra y, por si fuera poco, tienen una enorme cantidad de vitamina A. Puedes tomarlos en un batido energético o disfrutarlas al horno con algo de mantequilla.

Proteína de suero de leche

La puedes encontrar como suplemento dietético y es otra manera de ingerir una gran cantidad de proteínas tras tu sesión de ejercicios. Una cucharada colmada contiene tanta proteína como una pechuga de pollo. Pero hay más: tras entrenar en el gimnasio, produce un pico de insulina que hace que absorbas mejor la glucosa y que quemes el doble de grasa.

Aguacate

Grasas monosaturadas para fortalecer tus músculos y vitamina B para que tu metabolismo se acelere y quemes más grasa. Una buena comida necesita “grasas buenas”, que reparen tu tejido muscular y ayuden a la absorción de vitaminas. El aguacate, preparado de cualquier manera, es ideal para conseguirlas.

Cerezas

Antioxidantes a mansalva. Ideales para evitar agujetas y evitar que te debilites tras una sesión agotadora de ejercicios. Además, son buenas para tu vida sexual y también mantienen tus células más jóvenes.  ¿Qué tal un zumo casero de cereza tras entrenar en el gimnasio?

Té verde

El té verde tiene unas propiedades fantásticas. Es rico en antioxidantes que te ayudan a metabolizar las grasas, y combate los radicales libres, que podrían producirte inflamaciones o dolor muscular. No dejes de tomarlo a cualquier hora del día.

Leche con chocolate

¡También puedes darte un capricho! Y en el caso de un vaso de leche con chocolate, puedes unir algo rico, un dulce que te anima… y también te aporta beneficios. Un vaso de leche con algo de cacao hace que te recuperes tanto como una bebida energética: restaura el glucógeno que necesita tu cuerpo y lo rehidrata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *