¿Debo hacer ejercicio antes o después de desayunar?

Mantener una rutina de ejercicio es muy importante para no abandonarlo al poco tiempo, y realizar la actividad física nada más levantarse, tras desperezarse rápidamente, es una buena forma de conseguir nuestros objetivos a largo plazo. Así empezaremos el día con energía y liberando endorfinas que nos ayudarán a sentirnos más activos el resto del día. ¿Pero debes comer algo antes de entrenar en el gimnasio es mejor dejar el desayuno para después? Vamos a contestar a esta eterna pregunta.

¿Es mejor desayunar después de hacer ejercicio?

Aunque haya quien asegure que es mejor realizar ejercicio en ayunas porque así se pierde peso más rápidamente, lo cierto es que esto no tiene ninguna base científica y va en contra de cualquier hábito saludable. No hace falta que comas mucho antes del entrenar en el gimnasio; es más, si lo haces probablemente te sientas pesado, pero sí que debes ingerir algo que te aporte energía y cuya digestión no resulte muy pesada: un yogur, una tostada, una barrita energética, un plátano… Si no llenas tu cuerpo con energía no podrás rendir y, por tanto, serás incapaz de completar tu rutina de ejercicios, con lo que se desecha ese falso mito de no desayunar antes de entrenar.

 

Ten en cuenta que si tu rutina de ejercicios es de intensidad media a alta, este aporte nutritivo será muy importante para que puedas desempeñar el esfuerzo que supone. Si realizas una actividad más moderada, como podría ser dar un largo paseo, quizá  no sea estrictamente necesario que comas nada, pero sí que es recomendable.

 

Una vez hayas acabado de entrenar en el gimnasio sí te recomendamos que realices un desayuno más completo con hidratos, proteínas y fruta, ya que habrás realizado un desgaste físico y tu cuerpo te pedirá comida. Si te esperas a después del entrenamiento para ingerir algo puedes incluso provocarte mareos o vómitos, ya que no habrás comido nada desde la noche anterior y tu cuerpo se sentirá vacío.

 

También se puede dar el caso de que habitualmente no desayunes y tengas el estómago cerrado por las mañanas; entonces opta por un batido nutritivo o algo que te resulte más fácil de digerir, pero en ningún caso pases esto por alto. Una buena alimentación es un requisito básico para poder desempeñar tu rutina de ejercicios y, como sabes, en una dieta saludable se deben realizar cinco comidas al día. Aunque no sean muy copiosas, no debes saltarte ninguna, y mucho menos la primera comida que haces en el día. ¡Carga tus pilas antes de ponerte en marcha!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *