Clases de Boxeo en pinto

Boxear es una gran manera de entrenar, aumentando tu fuerza y resistencia, además de tu autoestima. Si estás interesado en aprender a boxear, acudir a nuestro gym es la mejor idea. Hoy hablaremos de boxeo para principiantes: estos son los movimientos básicos con los que comenzarás a aprender.

 

Postura

La postura para pelear es el pilar de este deporte, el fundamento para aprender a boxear. Una vez la hayas  interiorizado, podrás protegerte y pegar con la fuerza necesaria. En la postura de lucha, tus manos protegen tu cara; tus codos y antebrazos, tu cuerpo; y tus hombros bloquean los golpes a tu mandíbula.

Si eres diestro, debes adelantar tu pie izquierdo, estando ambos a la altura de tus hombros. Tu pie izquierdo apunta hacia delante y el derecho hacia un lado, en un ángulo de unos 45 grados.

Debes de tensar tus abdominales, y doblar un poco las rodillas. Si lo prefieres, piensa que vas a ser como una serpiente: agazapado y listo para atacar.

Prueba a moverte conservando esta postura: de adelante a atrás y de derecha a izquierda, siempre comenzando con el pie izquierdo y siguiendo con el derecho (y al revés si eres zurdo).

Jab de izquierda

El “jab” es el golpe más común: es un puñetazo rápido y defensivo y también el inicio de muchas combinaciones. Estando en tu postura básica, da un paso con el pie izquierdo y extiende el brazo izquierdo al mismo tiempo. No pegues desde el codo y no empujes con el puño: el golpe debe nacer del hombro izquierdo y acompañarse con el pie. Un pequeño truco que se suele indicar en boxeo para principiantes es visualizar que con tu golpe buscas “atravesar” a tu oponente, como si no estuviera, no empujarle.

Fintar y esquivar

Los movimientos de finta y esquiva son también básicos para aprender a boxear, y es una gran manera desequilibrar a tu oponente. Imagina que alguien lanza un golpe a tu cabeza. Dobla las rodillas y agáchate para esquivar el golpe. Practica esta sentadillas unas cuantas veces. Es un movimiento simple, de arriba a bajo, pero intenta no echarte hacia delante la cintura y hacerlo rígido. Agáchate y da un paso a la derecha antes de levantarte y volver a a la postura básica, y luego haz lo mismo dando un paso a la izquierda.

El clásico “uno-dos”

Seguro que has oído hablar de ella. Es la combinación básica de golpes: un jab de izquierda seguido por un directo de derecha. Tras lanzar el jab de derecha, cambia tu peso al pie izquierdo y pivota sobre tu pie derecho. Asegúrate de rotar la cadera y extender el puño, pero no sacudas todo el cuerpo, porque perderás-el equilibrio

 

Cuando hagas la combinación correctamente, verás que el jab aturde o distrae a tu oponente y el directo de izquierda podría derribarlo, porque lleva la energía de tus caderas, hombros y brazos. Si eres zurdo, comienza con el jab de derecha y haz el directo con tu izquierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *