Cinco consejos para recuperarte mejor tras una sesión de ejercicio

Existen mil y un consejos, prácticas, ejercicios, ruinas y programas a la hora de entrenar y ejercitarte. En teoría, recuperarse es la parte más sencilla y cómoda de cualquier sesión de gimnasio, ¿verdad?  Aun así, hay unos consejos que creemos que tendrías que tener en cuenta cuando termines de realizar tus ejercicios para bajar de peso o muscularte. Tómalos en cuenta y verás como tu periodo de recuperación es más eficaz y aprovecharás mejor tu tiempo entrenando en el gim.

 Flexiona los músculos

Recuerda que estirar y flexionar los músculos siempre es conveniente cuando terminamos el ejercicio, para hacer que poco a poco recobren sus cualidades originales. Existen muchas maneras de hacerlo, pero siempre debe de ser algo cómodo y sencillo. Recuerda, sobre todo, mantener la respiración continua y constante y comprobarás como el cuerpo comienza a descansar y recuperarse.

Baja inflamación

Es posible que durante el ejercicio hayas enviado mucha sangre a determinados grupos musculares para hacer mejor el trabajo.  Si notas algo de inflamación, puedes probar a masajear un poco la zona, o quizá usar  algún tipo de rodillo de espuma o similares, que ayude a que vuelva a su estado normal.

Nutre tu cuerpo

Una vez has terminado tus ejercicios, tu cuerpo está necesitado de nutrientes. Es una buena idea hacer una buena comida rica en proteínas entre 45 y 90 minutos después de tu sesión de gimnasio. Al tener tu cuerpo necesitado de estas sustancias vas a conseguir

¡Hidrátate!

Hemos hablado en algunas ocasiones de lo importante que es mantener el cuerpo hidratado. Pero al margen de la ingestión de líquidos, es importante hidratar también la piel. Procura darte una buena ducha para refrescar el cuerpo y eliminar sudor e impurezas. Prueba a ducharte alternando unos 2 minutos de agua fría y 30 segundos de agua caliente, y así conseguirás dilatar y comprimir los vasos sanguíneos después de la sesión.

Usa ropa de compresión

Si has realizado ejercicios muy intensos, quizá puedas probar a utilizar pruebas de compresión, que sujetan y aprietan las músculos tras el ejercicio, ayudando a que los músculos no estén tensos y se recuperan mejor. Si es tu caso, prueba a usarlas, pueden ser un aliado a la hora de recuperarte con más eficiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *