Soy nuevo: ¿qué debo de llevar al gimnasio?

Una de las preguntas más habituales cuando empezamos a entrenar en un gimnasio es “¿qué necesito llevar?”. Por suerte para todos, el equipamiento necesario para acudir a hacer nuestro ejercicio es mínimo, pero si es conveniente repasarlo para aquellos nuevos usuarios. Si estás pensando en comenzar a entrenar, este es el equipo básico que debes de traer a tu gim.

Ropa cómoda: no es necesario que escojas ropa cara para hacer tus ejercicios. Lo más importante es que no te molesten a la hora de realizar cualquier ejercicio: cualquier vieja camiseta y un pantalón de deporte de comodidad probada es lo mejor.

Calzado apropiado: no es necesario que utilices unas zapatillas muy acolchadas tipo running. Lo mejor para tu estabilidad es que sea un zapato que no levante mucho el talón. Eso sí: ¡lo principal es que comiences a entrenar! Puedes utilizar cualquier tipo de calzado deportivo convencional que tengas por casa.

Toalla: ¡imprescindible! No te sientes en ninguna máquina o banco sin poner la toalla previamente. Así ponemos una barrera entre nuestro cuerpo y el aparato, y  evitamos dejar sudor en equipamiento que usamos todos.

Otra toalla: si optamos por ducharnos en el gimnasio, necesitaremos otra toalla limpia, y algo más grande, para secar el cuerpo.

Botella de agua: si en tu gimnasio no hay fuentes en la zona de ejercicio, vas a perder más tiempo acudiendo a beber cuando lo necesites. Procura entonces llevar una botella de agua para una mayor comodidad.

Chanclas: si optas por ducharte en el gimnasio, lo mejor es que tengas unas chanclas para salir de la ducha. Es lo más higiénico tanto para ti como para el resto de los compañeros que utilicen las instalaciones, evitando andar descalzo por las duchas comunes.

Artículos de higiene: es útil y conveniente tener desodorante, algo de gel, algún tipo de artículo higiene íntima en el caso de las mujeres.

Guantes (opcional): no es necesario usarlos en todos los ejercicios. De hecho, el guante resta algo de agarre, y es preferible no usarlos para ejercicios de brazo. Aun así, es posible que alguna de las máquinas o mancuernas nos resulten un poco incómodas, por lo que es una buena opción tener y ponérnoslos o quitárnoslos según nos convenga.

Reproductor música y unos cascos baratos: a todos nos gusta hacer amigos en el gimnasio, pero no hay que olvidar que vamos a trabajar. Para hacerlo más ameno, puedes llevar tu móvil o un reproductor con música o podcasts y hacer la jornada más entretenida. Opta por unos cascos baratos para estas ocasiones: el movimiento requerido por el ejercicio puede que hacer que tengas que renovarlos cada poco tiempo.

Cuando estés a un nivel superior, puedes optar por llevar una comba, cinturones para levantamiento de peso y otros accesorios para gente que lleva más tiempo entrenando.  Y por supuesto… ¡no olvides llevar una bolsa de deporte para llevarlo todo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *