EJERCICIOS HIPOPRESIVOS: FORTALECE ABDOMINALES Y SUELO PÉLVICO

Hoy hablaremos de una serie de ejercicios muy concretos que llevan tiempo popularizándose no sin cierta polémica por parte de los expertos: los hipopresivos. Y es que mientras algunos consideran que no reportan ningún beneficio, otros los ensalzan por sus múltiples ventajas para la salud. Como bien sabéis, en esto del fitness, todo es probar.  Vosotros mismos podréis comprobar si los hipopresivos se adaptan a vuestros objetivos y rutinas, y si notáis resultados.

Comenzaremos definiendo que la gimnasia abdominal hipopresiva se basa en la contracción de los músculos del abdomen de forma dirigida, ayudándose de la respiración. Si lo explicamos de forma sucinta, se trata de llenar al máximo nuestros pulmones usando los músculos intercostales y metiendo el diafragama por debajo de las costillas. Estos ejercicios fortalecen todo el abdomen y muy en concreto el suelo pélvico.

Debido a esto, resultan especialmente útiles a las que acaban de pasar por un embarazo para reconstituir su musculatura pélvica. Eso sí, las recomendaciones generales son que no se realicen hasta pasados tres meses desde la fecha del parto. Nosotros os sugerimos si estáis en esta situación que no dejéis de consultar al respecto a vuestro profesional de la salud antes de realizar cualquier tipo de ejercicio físico tras el embarazo. Igualmente no están recomendamos durante el embarazo, así que mucho cuidado, porque se relacionan con el adelanto del parto.

Los que defienden los ejercicios hipopresivos lo hacen porque:

Tonifican los abdominales y reducen el volumen de la cintura.

-Son ideales para el tratamiento y prevención del prolapso de órganos y de hernias umbilicales, discales o inguinales.

-Reducción la congestión pélvica y favorecen una mejora irrigación en la zona, lo que además puede acarrear beneficios sexuales.

-Activan el metabolismo.

-Y por supuesto, aumentan el tono muscular del suelo pélvico y de los abdominales. Algunos estudios sitúan ese incremento muscular en torno al 58%.

Los hipopresivos suponen una alternativa menos agresiva a los ejercicios más clásicos para trabajar los abdominales. Eso sí y como decimos, esto depende también de cada deportista. Lo que se trabaja específicamente con estos es la apnea respiratoria, (como en pilates o en otras disciplinas). Esto colabora a reducir el impacto de los ejercicios.

Como otros tantos ejercicios, encontrar los beneficios requiere de paciencia y constancia. Practicando por ejemplo unos veinte minutos diarios durante veinte semanas comenzaréis a notar los resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *