¿QUÉ ES LA PERIODIZACIÓN ONDULADA DIARIA O DUP?

Un buen plan de entrenamiento exige fijar unos objetivos y ser capaces de cumplir con unas rutinas que no tienen por qué parecernos beneficiosas a largo plazo, en cuanto a las sensaciones inmediatas que recibimos de nuestros músculos. Es necesaria una visión más amplia que puede apoyarse en la experiencia y el saber hacer de un entrenador.

Ahora bien, dentro de los distintos tipos de entrenamiento también se imponen unas determinadas modas, y en los últimos tiempos, ha surgido una nueva dinámica bajo las siglas DUP, del inglés Daily Undulating Periodizatio, que viene a traducirse como Periodización Ondulada Diaria.

En realidad, no se trata de una novedad en el mundo de la musculación, ya que tiene sus raíces en el equipo de halterofilia de la antigua Unión Sovieta. La esencia de la DUP se centra primordialmente en el volumen y no en la intensidad.

De forma concreta, la DUP incide en que realicemos levantamientos más veces por semana, con una repetición de ejercicios que implica a los mismos grupos musculares en un periodo de tiempo muy corto, sin diversificar nuestro entrenamiento ni llegar tan a menudo a la hipertrofia muscular. Por el contrario, los ciclos de esfuerzo máximo se concentran y programan de forma muy específica, alternando entre niveles de intensidad mucho más fragmentados.

Lo que en resumen resulta de esta combinación es una reducción del tipo de ejercicios que realizamos a la semana, centrándonos en menos músculos, pero a cambio estos van dotados de un mayor rango en de intensidad. La idea es alcanzar el sobreentrenamiento (o rozarlo sin llegar, mejor dicho) a través del mencionado volumen, y no tanto forzando a nuestros músculos a alcanzar sus límites. De este modo, los defensores de la DUP creen que los procesos de desarrollo muscular se ven forzados a una optimización superior.

Los que abogan por este nuevo método vuelven sobre el término de la eficiencia del entrenamiento, y la vía de la diversificación del volumen programado parece ayudar a nuestros músculos mucho más.

Ahora bien, pese a que el fitness puede llegar a poseer ciertas características de ciencia exacta, la adaptación de cada cuerpo posee sus peculiaridades. Es por eso que no está de más probar un nuevo método como este, pero para llegar a aplicarlo correctamente requiere una evaluación superior del entrenamiento por nuestra parte. Y no solo eso, también de la dieta. Por eso, no está de más tener la supervisión de un profesional si nos inclinamos por probarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *